Receta: Cupcakes de Vainilla.

Esta es la primera receta que aprendí a hacer cuando comencé con la repostería, pues es fácil encontrar los ingredientes y muy sencilla de hacer. Perfecta para empezar, aprender y practicar. Además, va muy bien con todo tipo de rellenos, coberturas y cremas. Esta receta es para 15 – 18 cupcakes tamaño standard, generalmente solemos hacer las cuentas por docenas, pero seguramente en casa no se enojarán si dejamos algunos pastelitos para la merienda 🙂

Cupcakes Ingredientes:

– 125 gr de Mantequilla sin sal
– 125 gr de Margarina sin sal
– 200 gr de Azúcar granulada blanca
– 453 de Harina de trigo Tamizada
– 1 cucharada de Levadura en polvo (Polvo para hornear)
– Media pizca de sal
– 6 Huevos
– 1 cucharada de Extracto de vainilla líquido (Esencia de vainilla)
– 4 cucharadas de leche
– 4 cucharadas del zumo de una naranja (Natural)

Preparación:
– Alistamos todos los ingredientes en tazas, bowls, tuppers… Lo que haga falta para organizar tu espacio de trabajo y evitar olvidar algún ingrediente y facilitar las cosas.
– Mezclamos los ingredientes secos en un tazón tamizándolos al agregarlos (Harina, levadura en polvo y sal).
– Dejamos los moldes listos con los capacillos (cápsulas de papel).
– Antes de comenzar, encendemos el horno para que se caliente para cuando debamos hornear. La temperatura ideal es entre 160°  y 180°, con la opción de calor arriba y abajo y sin ventilador.

1. Ponemos la mantequilla y la margarina a la amasadora. Batimos durante 3 o 5 minutos hasta que esté cremosa y se haya blanqueado un poco.
2. Agregamos el azúcar y batimos muy bien por unos segundos.
3. Ahora alternaremos la mezcla de ingredientes secos con los huevos en 3 tiempos. Encendemos la batidora a velocidad media y agregamos lentamente un poco de la mezcla de harina, un par de huevos, un poco más y otro par, el resto de harina y los últimos 2 huevos.
4. Por último, añadimos los líquidos restantes mientras se mezcla (Extracto de vainilla, leche, zumo de naranja).
5. Amasamos a velocidad alta hasta conseguir una masa homogénea y una vez lista, evitamos batir de más para que no le entre tanto aire y crezca mejor al hornear.
6. Con una manga pastelera, una cuchara para servir helados (son muy prácticas para la masa) o una cuchara tradicional ponemos la masa en las cápsulas de papel. Llenamos 2/3  partes de su altura para evitar que se rebose al hornear.
7. Metemos los moldes al horno (precalentado al iniciar) y dejamos hornear por 20 minutos aproximadamente. Vale la pena revisarlos con un cuchillo o un palillo (pinchamos y cuando sale seco, están listos) un par de veces desde los 15 minutos en adelante hasta los 22 minutos, mientras nos aseguramos de cuánto tiempo es el ideal según nuestro horno.
8. Al estar listos, retiramos los moldes del horno y dejamos los cupcakes allí por 8 minutos aproximadamente antes de retirarlos del molde.
9. Luego, podemos retirarlos y los dejamos en un lugar fresco para que se enfríen para rellenar y/o decorar.

En el siguiente post, escribiré la receta de la crema para decorar 🙂

Tips
– Siempre pondré los ingredientes en el orden que se agregarán a la mezcla.
– Los ingredientes deben estar a temperatura ambiente; deben retirarse de la nevera un par de horas antes de la preparación.
– Nunca agregues la leche o los huevos directamente al bowl de la amasadora batidora. Siempre ponlos en tazas a parte para evitar arruinar la masa si uno de los huevos está descompuesto (suele pasar y no nos daremos cuenta hasta abrirlo) e igual con la leche.
– La temperatura y tiempo en el horno varía según el tipo y antigüedad del electrodoméstico e incluso por el clima, así que primero haz una prueba con antelación para evitar problemas con cupcakes que necesites inmediatamente. Según la textura sabrás si faltó o sobró o tiempo o temperatura.
– No se te ocurra utilizar zumo de naranja artificial, aunque diga en su envase que es natural, tendrá conservantes y al hornearlo ¡se convierte en tóxico!
– Puedes usar colorantes en gel o líquidos para darle color a tus cupcakes. Una vez preparada la mezcla, le agregas un par de gotas y remueves para homogeneizar el color.
– También puedes agregar chips de chocolate, trozos de almendras, frutas, etc. Recomiendo hacerlo al final del batido y mezclar con una espátula (a mano).

Pd: Les debo fotos del proceso, pues estoy sin horno 😦 Entonces no he preparado hace unos días. Una vez retome, prometo publicarlas.

Anuncios